ALBÓNDIGAS VEGETARIANAS DE BERENJENA CON PESTO DE ALBAHACA 

 

Porque comer unas buenas albóndigas con una salsa de tomate casera no puede ser una opción más saludable. Si no tenéis salsa de pesto, le podéis poner unas hojas de albahaca a la hora de triturarlo.

Me gusta acompañarlas con salsa de tomate natural, que por suerte los tomates son de mi huerta.

Ingredientes para las albóndigas:

  • 2 cebolletas tiernas 
  • 1 berenjena grande
  • 1 cucharada de salsa tomate 
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • 1 cucharada de salsa de  pesto
  • Aceite
  • Sal
  • Pimienta 
  • 50 gr de queso parmesano o queso seco rallado
  • 75 gr de panko o pan rallado
  • 50 gr de harina de avena 
  • 1 huevo 
  • Panko extra para rebozar
  • 500 gr de tomate natural sin semillas ni piel
  • 1 diente de ajo
  • Salvia fresca
  • 400 gr de spaghetti 

Instrucciones:

  1. Ponemos un poco de aceite en una sartén, ponemos el ajo picadito y salteamos un par de minutos. Le añadimos el tomate, sal una pizca de azúcar y las hojas de Salvia. Dejamos a fuego suave hasta que el tomate esté cocido.
  2. Hacemos las albóndigas.
  3. En una sartén con un poco de aceite de oliva freímos un poco la cebolleta cortada a trocitos, a los 4 minutos le incorporamos la berenjena cortada en cubos. Dejamos cocer bien, le podemos añadir un poquito de agua para que se cuezan. Yo al principio lo tapo durante unos 5 minutos y luego lo destapo hasta que se evapora todo el líquido.
  4. Trituramos en un procesador de alimentos, dejamos templar unos minutos.
  5. Le incorporamos el queso rallado, el panko, una cucharada de pesto de albahaca, la harina de avena (yo la suelo moler en el molinillo de café), la cucharada de tomate, el ajo en polvo, el huevo batido,sal y pimienta al gusto. Lo mezclamos todo bien.
  6. Vamos haciendo las albóndigas y una vez formadas las pasamos por un poco de panko o pan rallado. Las ponemos en una bandeja y las dejamos 15 minutos en el congelador tapadas con papel vegetal o 30 minutos en la nevera.
  7. Las podemos hacer en el horno a 180º hasta que cojan color por todos los lados. O freímos con unas cucharadas de aceite de oliva, hasta que queden un poco doradas.
  8. Hervimos la pasta con abundante agua y sal, hasta que quede al dente.
  9. Montamos el plato, con la pasta debajo la salsa de tomate y las albóndigas encima.
0 comentarios
5 likes
Anterior: CHEESECAKE DE MANGO Y CHOCOLATE BLANCO CON PRETZELSSiguiente: KNÄCKEBRÖD CRACKERS DE HARINA DE TRIGO SARRACENO Y SEMILLAS

Otras recetas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Soy MariaCosbel.

¡Bienvenidos a mi cocina! 
Soy amante incondicional de la repostería casera.

Me apasiona hornear!!! 
En este blog encontraréis recetas que he ido recopilando en más de 25 años de experiencia.

RECETAS RECIENTES