BARRAS DE PASTEL DE AVENA Y FRESAS

Como disfruto cuando puedo compartir con vosotros recetas aptas para intolerantes al gluten y a la lactosa.

Esta receta de barras de fresas me han encantado, porque son súper fáciles de hacer.

Al llevar las fresas, es una receta que funciona mejor comerla el mismo día, para que mantenga el efecto crujiente. Porque con el paso de las horas las fresas van humedeciendo la masa. Pero ya os digo que es deliciosa y con la cantidad suficiente de dulzor.

Si queréis que os queden más crujientes durante unos días, podéis sustituir las fresas por frutos deshidratados. Albaricoques, pasas de corinto, frutos secos.

Los intolerantes al gluten, aseguraros que la avena está certificada 100% libre de gluten, porque aunque la avena en si no contiene gluten, es posible que haya estado en contacto con algún otro cereal al manipularlo.

Para los veganos e intolerantes a la lactosa, engrasar el molde con aceite de oliva.

Ingredientes:

  • 250 gr de fresas cortadas a cubitos
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • 1 cucharada de azúcar de coco
  • 150 gr de harina de avena
  • 140 gr de avena
  • 2 gr de levadura química
  • Media cucharadita de sal
  • 100 gr de sirope de agave
  • 100 gr de aceite de coco

Instrucciones:

  1. Lava y corta las fresas a trocitos pequeños.
  2. Mezcla con el azúcar de coco y el zumo de limón. Pon en un colador y deja en reposo durante 15 minutos. Deshecha el líquido que ha soltado. Reserva.
  3. Precalienta el horno a 180°
  4. Pinta con mantequilla un aro cuadrado de 20 x 20 cm y coloca encima de una bandeja con papel vegetal. Otra alternativa es forrar un molde cuadrado de 20 x 20 cm con papel vegetal y que el papel sobresalga por los lados.
  5. En un recipiente amplio mezcla la avena, la harina de avena, la sal, la levadura química, el sirope de agave y el aceite de coco.
  6. Reserva una cuarta parte de la mezcla. Forra el molde con el resto de la masa, presionando bien con las manos o con el reverso de una cuchara. Tiene que quedar bien parejo por toda la base.
  7. Reparte las fresas escurridas por toda la masa.
  8. Con el resto de la masa ,haz montoncitos apretando un poco con los dedos y reparte por encima de las fresas.
  9. Hornea durante 35 o 40 minutos, hasta que adquiera un color dorado la superficie.
  10. Deja enfriar, desmolda y corta con un cuchillo.
0 comentarios
12 likes
Anterior: RECETA FÁCIL DE GALLETAS DE ALMENDRAS SIN GLUTENSiguiente: RAVIOLIS DE CALABACÍN  CON QUESO DE CABRA Y TOMATE FRITO ECOLÓGICO

Otras recetas

Deja un comentario

SUBSCRIBETE AL BLOG

Soy MariaCosbel.

¡Bienvenidos a mi cocina! 
Amante de la gastronomía y especialmente de la repostería casera.

Me apasiona hornear!!! 
En este blog encontraréis recetas que he ido recopilando en más de 25 años de experiencia.

Saber más
RECETAS RECIENTES