BIZCOCHO A LAS TRES O CUATRO LECHES

Dicen que los orígenes de esta tarta es Nicaragüense, aunque otras culturas lo han adoptado.

En realidad la receta original son tres leches, por eso su nombre. Esta vez he querido enriquecerlo aún más y lleva 4 leches. Aunque ya os digo que la original es con tres leches.

Los que estáis familiarizados con esta receta, veréis que normalmente se hace sin carga grasa( mantequilla)

Pero yo una vez vi una receta que utilizaba carga grasa y lo he adaptado.

También veréis que no separo las claras y las bato a punto de nieve, aunque lo podéis hacer perfectamente, porqué yo a veces también lo hago.

Al igual que la cobertura que en vez de ser de merengue, he hecho una capa de nata ligeramente azucarada.

Y una última cosa que os quiero explicar, he utilizado un molde de 33 x 22 cm y me ha quedado más bajita, porqué precisamente buscaba esa grosor. Pero os animo a probar en un molde más pequeño, como uno 20 x 20 cm, lo único que necesitaría unos minutos más de horneado. Aseguraros de introducir una brocheta en el centro para confirmar que sale limpia.

Este bizcocho os chocará un poco, porque los líquidos para empaparlo parece que sea mucha cantidad. Pero de eso se trata, cuanto más húmedo mejor. Y si lo dejáis un par de días en la nevera tapado, aún se intensifica más el sabor. Y el día que lo queráis servir, semi montáis la nata con el azúcar.

 

Ingredientes:.

  • 5 huevos a temperatura ambiente
  • 110 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 190 gr de azúcar
  • 180 gr de harina de trigo
  • 30 gr de harina de maíz
  • 10 gr de levadura química
  • Pizca de sal
  • 1 cucharadita de vainilla en pasta
  • Para la mezcla de leche:
  • 120 gr de leche entera
  • 100 gr de nata 35%mg
  • 100 gr de leche evaporada
  • 300 gr de leche condensada

Elaboración:

  1. Precalienta el horno a 175°
  2. Engrasa un molde cuadrado de 20 x 33 centímetros y forra con papel vegetal.
  3. Tamiza la harina de trigo, la harina de maíz, la levadura química, la sal, mezcla y reserva.
  4. Bate la mantequilla con el azúcar hasta suavizar, durante 3 o 4 minutos.
  5. Incorpora los huevos de uno en uno, no añadas el siguiente hasta que el anterior esté bien integrado.
  6. Añade la vainilla.
  7. Añade la mezcla de la harina. Mezcla solo hasta integrar.
  8. Llena el molde con la mezcla y alisa con una espátula.
  9. Hornea en la parte central del horno y sin aire durante 30 minutos, pincha con una brocheta en medio y si sale limpia ya estará.
  10. Mezcla la leche, la leche evaporada, la nata y la leche condensada. Calienta ligeramente para que quede bien disuelta y bien mezclada con unas varillas o una espátula.
  11. Saca el bizcocho del horno y a los 15 minutos pincha toda la superficie con una brocheta fina. (Sin desmoldar)
  12. Pon la mezcla de las leches poco a poco por encima ayúdate de un pincel. A medida que se vaya embebiendo el líquido le añadimos más, hasta acabar con todo el líquido.
  13. Una vez frío tapa con film de cocina y reserva un mínimo de tres horas en la nevera o mejor toda la noche.
  14. Bate la nata con el azúcar hasta que quede semi montada.
  15. Desmolda el bizcocho y cubre con la nata.
  16. Decora con fresas frescas.

6 comentarios
15 likes
Anterior: MEDALLONES DE MERLUZA CON CURRY DE MANGOSiguiente: CINTA DE LOMO CON GLASEADO DE PULPA DE ALBARICOQUE

Otras recetas

Comentarios

Deja un comentario

SUBSCRIBETE AL BLOG

Soy MariaCosbel.

¡Bienvenidos a mi cocina! 
Amante de la gastronomía y especialmente de la repostería casera.

Me apasiona hornear!!! 
En este blog encontraréis recetas que he ido recopilando en más de 25 años de experiencia.

Saber más
RECETAS RECIENTES
Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress
Error: No se han encontrado entradas.