CABALLA -VERAT-XARTA CURADA EN SAL

La caballa es un pescado azul delicioso, además ser muy saludable y de precio relativamente económico. 

La podemos preparar de infinidad de maneras, a mi me gusta muchísimo en escabeche, o curada sobre una tosta.

 Hoy vamos a prepararla curada, y es tan fácil de prepararla que os va a sorprender.

A la hora de escoger las caballas es importante que estén bien frescas y curarlas el mismo día, porque así mantendrán toda su firmeza y quedarán perfectas.

Lo que trae más trabajo es limpiar las caballas, porque no os voy a engañar, pero tienen bastantes espinas. Le pides a tu pescadera de confianza que te las filetee. Y vosotros con cuidado y con la ayuda de unas pinzas vais quitando todas las espinas, no os dejéis ninguna, es muy importante.

Solo tenéis que mezclar partes iguales de azúcar blanca con sal fina, cubrir las caballas y dejarlas 45 minutos. Pasarlas bajo el grifo de agua fría, secarlas, y ponerles un buen aceite de oliva virgen extra.

Si se quiere comer la piel y no tenéis soplete, tenéis que procurar quitar con la ayuda de un cuchillo, la película transparente que cubre la piel de la caballa, empezando por el extremo de la cola.

Para más tranquilidad y mayor seguridad congelar el pescado 5 días antes de preparar el escabeche, para asegurarse la eliminación del anisake

Puedes ver el aquí vídeo del paso a paso

 

Cavalla,verat,xarta,pescado azul, curado

Ingredientes :

  • 4 caballas medianas
  • 300 gr de sal fina
  • 300 gr de azúcar blanca
  • Aceite de oliva virgen extra

Instrucciones:

  1. Limpiamos las caballas, las fileteamos y quitamos muy bien las espinas con unas pinzas. Las ponemos en agua helada con hielo, durante 20 minutos en la nevera, las sacamos del agua y las secamos muy bien con papel de cocina.
  2. Mezclamos el azúcar y la sal, en un recipiente colocamos la mitad de la mezcla y colocamos los filetes de caballa encima, acabamos de cubrir con el resto de la mezcla de sal y azúcar. (Sin vuestro recipiente es menos ancho, podéis poner una capa de la mezcla de la sal, unos filetes encima, cubrir con otro poco de mezcla y repetir la misma operación, los filetes y acabamos cubriendo con la mezcla de la sal)
  3. Dejamos durante 45 minutos en la nevera, quitamos la primera capa de la mezcla con  un papel con cuidado y vamos sacando los filetes de caballa, los pasamos por agua fría y secamos con un papel de cocina. Ahora ya nos los podríamos comer, pasando un soplete durante unos segundos por la parte de la piel.
  4. Para guardarlas las colocamos en un recipiente que quepan todas y las cubrimos con aceite de oliva, tienen que quedar cubiertas completamente, y tapamos. Se guardan en la nevera durante días. 
  5. Sino tenéis soplete, las podéis curar sin piel.
0 comentarios
22 likes
Anterior: BIZCOCHO FÁCIL DE PIÑA Y LIMASiguiente: TOSTA DE RICOTTA CON HIGOS Y CABALLA CURADA

Otras recetas

Deja un comentario

SUBSCRIBETE AL BLOG

Soy MariaCosbel.

¡Bienvenidos a mi cocina! 
Amante de la gastronomía y especialmente de la repostería casera.

Me apasiona hornear!!! 
En este blog encontraréis recetas que he ido recopilando en más de 25 años de experiencia.

Saber más
RECETAS RECIENTES
Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress
Error: No se han encontrado entradas.