CANNELÉS DE BORDEAUX

Los Caneleés de Bordeaux son unos bizcochos típicos de la ciudad francesa de Bordeaux. Con una textura suave en su interior  y con un exterior crujiente caramelizado. Se hornean en unos moldes especiales que le dan su forma característica, preferiblemente si son de cobre, los míos eran de acero y anthiaderentes    https://www.google.com/search?client=safari&rls=en&q=canneles+moldes&ie=UTF-8&oe=UTF-8  

No es un postre difícil  de hacer, pero si que lleva unos pasos previos a seguir. Lo tenemos que empezar a preparar el día anterior y dejar la mezcla durante 12 horas en la nevera. La mezcla tiene que estar muy fría antes de hornearla. El interior de este postre es cremoso, como cuando un pastel te queda un poco crudo ¿me entendéis  no? La verdad es que al día siguiente de hornearlos están mucho más ricos. Así que si eres amante de la vainilla, este es tu postre ideal.

Hay recetas que no usan la mantequilla clarificada para pintar los moldes, pero la verdad es que así le da un sabor espectacular.

Ingredientes :

  • 100 gr de harina 
  • 240 gr de azúcar 
  • Pizca de sal
  • 475 de leche entera
  • 2 huevos 
  • 2 yemas 
  • 50 gr de mantequilla 
  • 1 vaina de vainilla 
  • 30 ml de ron
  • 75 gr de mantequilla clarificada para pintar los moldes  

Instrucciones:

  1. Calentamos la leche con los 50 gr de mantequilla y la vaina de vainilla raspando las semillas interiores. Una vez empiece a hervir  apagamos el fuego tapamos y dejamos infusionar durante una hora. Lo colamos.
  2. Batimos los huevos, las yemas con el azúcar y sal.
  3. Agregamos el ron y la harina tamizada, le agregamos la leche y batimos hasta integrar. Tapamos con un film de plástico y una vez fría la mezcla la reservamos en le nevera durante 12 horas.
  4. Clarificamos la mantequilla poniéndola en un cazo al fuego suave y dejamos que se deshaga bien. Retiramos del fuego y a los 4 minutos quitamos la espuma blanca de la superficie y desechamos.
  5. Precalentamos el horno a 230° con una bandeja dentro
  6. Pintamos los moldes con la mantequilla clarificada y ponemos boca abajo para eliminar el exceso. Ponemos en el congelador durante 30 minutos.
  7. Sacamos la mezcla de la nevera y mezclamos sin introducirle aire, lo justo hasta que se una bien.
  8. Rellenamos los moldes 3 cuartas partes.
  9. Los ponemos encima de la bandeja y horneamos durante 3 minutos a 230° y 60 o 70 minutos a 190°. A los 15 minutos si burbujea mucho la masa la podemos sacar unos segundos del horno y volverla a introducir.  Cada 20 minutos podemos abrir el horno y girar la bandeja para que se horneen por todos los lados igual.
  10. Sacamos del horno y desmoldamos en caliente.
0 comentarios
8 likes
Anterior: CANELONES DE PATO CONFITADO BOLETUS Y FOIESiguiente: MILHOJAS DE BERENJENA CON QUESO DE CABRA Y MIEL

Otras recetas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Soy MariaCosbel.

¡Bienvenidos a mi cocina! 
Soy amante incondicional de la repostería casera.

Me apasiona hornear!!! 
En este blog encontraréis recetas que he ido recopilando en más de 25 años de experiencia.

RECETAS RECIENTES