ESCABECHE DE MEJILLONES GALLEGOS

¡Marchando una de mejillones en escabeche! ¿Quién se apunta a una tapita de mejillones en escabeche caseros? Seguro que mucho de vosotros os apuntaríais, así que lo mejor será que os explique lo fácil que es preparar un escabeche de mejillones.

Lo importante a tener en cuenta en los escabeches, es que la materia prima que queremos escabechar esté súper fresca, en este caso los mejillones. Un buen aove, un buen vinagre y un buen pimentón, también son la clave del éxito.

Con pocos ingredientes y en poco tiempo los podemos preparar, solo tendremos que tener paciencia en esperar el tiempo de reposo, para que así se amalgamen bien los sabores.

Los mejillones no se tienen que congelar para el escabeche, no contienen anisaki

Aquí puedes ver el Video con el paso a paso

mejillones, escabeche, musclos

Ingredientes :

  • 1 kg de mejillones gallegos
  • 1/2 vaso de  Aceite de oliva extra virgen
  • 1/2 vaso de agua de la cocción 
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 1/2 de vinagre de vino o de jerez 
  • 2 dientes de ajo 
  • 1 cayena
  • 2 hojas de laurel
  • 1 cucharadita de pimienta negra en grano
  • 1 cucharada de Pimentón de la Vera

Instrucciones:

  1. Lavamos bajo el grifo los mejillones y los rascamos con cuchillo para eliminar impurezas, quitamos las barbas que sobre salen, eliminamos los que están rotos. Los ponemos en un olla con el vino y la hoja del laurel, tapamos y dejamos unos minutos a fuego medio fuerte hasta que se abran, tardarán un par de minutos desde que empiezan a hervir. Los escurrimos y acordaros de guardar un poco del líquido de la cocción. Quitamos las conchas y reservamos en un recipiente .
  2. Calentamos en una sartén la mitad del aceite y añadimos los dientes de ajo picados finamente y la cayena, dejamos hasta dorar ligeramente. Añadimos  el pimentón de La Vera removemos rápidamente y añadimos el vinagre para cortar la cocción y no se nos queme el pimentón, el agua de la cocción de los mejillones, las bolas de pimienta, y el laurel, cuando empiece el hervor, dejamos unos 2 minutos. Quitamos del fuego.
  3. Añadimos el resto del aceite, se lo tiramos por encima de los mejillones, tienen que quedar todos bien cubiertos, tapamos con una tapa hermética. Dejamos un mínimo de 24 horas en la nevera.
  4. Al día siguiente ya los podéis disfrutar.
0 comentarios
19 likes
Anterior: REVUELTO DE ESPÁRRAGOS TRIGUEROS Y MORCILLA DE BURGOS Siguiente: TARTA SALADA DE ARROZ Y QUESO HALLOUMI

Otras recetas

Deja un comentario

SUBSCRIBETE AL BLOG

Soy MariaCosbel.

¡Bienvenidos a mi cocina! 
Amante de la gastronomía y especialmente de la repostería casera.

Me apasiona hornear!!! 
En este blog encontraréis recetas que he ido recopilando en más de 25 años de experiencia.

Saber más
RECETAS RECIENTES
Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress
Error: No se han encontrado entradas.