GALLETAS DE TOMILLO Y SEMILLAS DE SÉSAMO 

No sé que tendrán las galletas saladas que me vuelven loca. Me encanta añadirle cualquier tipo de especie para aromatizarlas bien. Da igual lo que le ponga que siempre quedan fenomenal. En esta receta he utilizado hojas de tomillo fresco y semillas doradas de sésamo. Puedes utilizar cualquier semilla o aromática, como hierbas de Provenza, semillas de lino, de pimentón picante, comino, romero, ajo en polvo. Una mezcla de algunas de ellas, en fin, lo que se os ocurra.

Es importante enfriar bien la masa antes de hornearlas, porqué así mantendrán mejor su forma. Estirarlas lo más finitas que podáis, porqué al llevar levadura química se hinchan. 

Los puedes conservar perfectamente en un recipiente hermético o si lo prefieres congelan muy bien, bien tapadas y te pueden durar muchos días en perfecto estado.

Si quieres cambiar el tipo de harina o utilizar una parte de las harinas integrales, tendrás que variar la cantidad de agua, porqué las harinas integrales necesitan mayor hidratación.

Este tipo de galletas, las suelo utilizar para un picoteo informal y para acompañar el hummus, a parte de los crudites. 

¡Ya verás como te van a encantar!

Ingredientes:

  • 340 gr de harina de trigo
  • 90 gr de mantequilla a cubos fría 
  • 135 gr de agua muy fría 
  • 10 gr de levadura química 
  • 4 gr de sal
  • 3 cucharadas de sésamo dorado
  • 7 ramitas de tomillo fresco

Elaboración:

  1. Mezcla la harina con la sal, la levadura química, las hojas de tomillo y añade la mantequilla a cubos y bien fría. Aplasta con un tenedor o con los dedos, para formar una especie de arena. Añade el agua fría y amasa hasta integrar. Esta operación la puedes simplificar, poniendo todos los ingredientes en un procesador de alimentos y amasando hasta integrar.
  2. Estira la masa muy finita entre dos papeles vegetales. Enfriar en el congelador unos 45 minutos.
  3. Precalienta el horno a 180°
  4. Porra dos bandejas con papel vegetal.
  5. Saca la masa del congelador y corta en triángulos estrechos. 
  6. Pinta con muy poco de clara de huevo y pon las semillas de sésamo por encima. Pasa el rodillo por encima para que se peguen bien las semillas, el triángulo quedará un poco más largo al pasar el rodillo, procura que no se deforme y mantenga la forma triangular.
  7. Hornea por tandas durante unos 20 minutos, hasta ver las puntas ligeramente doradas.
  8. Saca del horno y a los 15 minutos desmolda encima de una rejilla.
  9. Una vez frías puedes conservar en un recipiente hermético.
0 comentarios
17 likes
Anterior: HUMMUS DE REMOLACHA CON QUESO AZUL Siguiente: PAN DE BRIOCHE PARA TORRIJAS

Otras recetas

Deja un comentario

SUBSCRIBETE AL BLOG

Soy MariaCosbel.

¡Bienvenidos a mi cocina! 
Amante de la gastronomía y especialmente de la repostería casera.

Me apasiona hornear!!! 
En este blog encontraréis recetas que he ido recopilando en más de 25 años de experiencia.

Saber más
RECETAS RECIENTES