POLLO  CREMOSO DE RICOTA Y  ESPINACAS

Cuando no tenemos demasiado tiempo para cocinar, siempre podemos decantarnos por recetas fáciles. Como esta receta que hoy os enseño, que es relativamente rápida y además deliciosa.

Es una buena manera de cocinar las pechugas de pollo. El adobo de la carne le da un toque delicioso, el queso ricota le aporta jugosidad y las espinacas, un aporte extra de vitaminas.

Podéis tener la carne macerada en la nevera durante unas horas, las espinacas ya cocinadas. Y cuando lleguéis a casa, solo tendréis que encender el horno y montar el resto de la receta.

Puedes sustituir el queso ricota por queso crema y el queso mozzarella por uno que funda bien.

La mezcla de las aromáticas pues des utilizar la que más te guste. Utiliza orégano seco, tomillo, romero, hierbas de Provenza. Las que escojas te quedarán bien.

Como guarnición lo acompañaremos con chips-de-moniato

ingredientes:

  • 2 pechugas de pollo
  • 200 gr de espinacas
  • 200 gr de queso ricota
  • 100 gr de mozzarella rallada
  • 3 dientes de ajo rallado
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1 cucharadita de mezcla de tomillo, romero o orégano seco
  • Sal
  • Pimienta

Instrucciones:

  1. Corta la pechuga de pollo por la mitad horizontalmente.
  2. Mezcla el aceite de oliva, las aromáticas, sal y pimienta. Y masajea las pechugas de pollo con el adobo por ambos lados. Tapa bien el recipiente y deja de 15 a 60 minutos macerar (cuanto más tiempo, más se impregna la carne y más sabor se obtiene del macerado)
  3. En una sartén caliente pon una cucharada de aceite y añade las espinacas, tapa y deja un par de minutos a que se ablanden. Escurre bien presionando para eliminar el líquido sobrante.
  4. Precalienta el horno a 200°
  5. Pon el pon los filetes de pollo en una bandeja. Reparte el queso ricota por encima.
  6. Coloca las espinacas encima del queso  ricota.
  7. Reparte el queso mozzarella por encima.
  8. Hornea durante 25 o 30 minutos, los últimos minutos puedes subir la temperatura del horno para que coja un color más dorado.
  9. Saca del horno y espolvorea con la albahaca cortada finamente.

1 comentarios
19 likes
Anterior: CRUJIENTES DE CALABACÍN AL HORNO CON SALSA PICANTESiguiente: GALLETAS FÁCILES DE ALMENDRAS Y COCO

Otras recetas

Comentarios

  • Carmen

    26 agosto, 2021 at 5:06 pm
    Comentar

    Riquisimo y muy sencillo, a mi me sacó de un apuro y quedaron encantados.

Deja un comentario

SUBSCRIBETE AL BLOG

Soy MariaCosbel.

¡Bienvenidos a mi cocina! 
Amante de la gastronomía y especialmente de la repostería casera.

Me apasiona hornear!!! 
En este blog encontraréis recetas que he ido recopilando en más de 25 años de experiencia.

Saber más
RECETAS RECIENTES