CHEESECAKE – PASTEL DE QUESO FÁCIL

¿Y si os digo que este pastel de queso es súper fácil y rico? No lleva ningún tipo de problema hacerlo en casa, queda súper delicioso y es bien facilito.

Un pastel de queso o tarta de queso es un postre hecho a base de Ricotta, requesón o queso crema, queso quark, azúcar y algunas veces otros ingredientes, tales como: huevos, crema de leche,  limones o naranjas, etc. También pueden agregarse ciertos saborizantes, tales como mermelada o chocolate o licores. Todos estos ingredientes se colocan en una capa o costra hecha de magdalenas trituradas, galletas etc.  La base estilo repostería, es horneada  y este pastel es mucho más ligero y duro que uno tradicional no cocinado. En este caso no lleva ninguna base y así es realmente fácil de hacer.

El pastel de queso es uno de los postres más comunes del mundo y, quizás, uno de los más antiguos que utilizan lácteos, diferentes de la leche. El primer registro que hace mención a la tarta de queso viene del año 4000 a. C. aunque no será hasta el nacimiento de Marcus Porcius Cato (o Cato «el viejo»), cuando se popularice la receta en uno de sus tantos libros de cocina romana, llamados «De Agricultura». Libro que se popularizó durante el desarrollo de los Juegos Olímpicos griegos.

Lo podéis presentar con la mermelada que más os guste. La mía de frambuesas y pera.

Ingredientes :

  • 3 huevos
  • 1 yogur natural 
  • 6 petit suisse natural
  • 250 gr de queso crema
  • 250 gr de crema espesa (crema fraîche)
  • Ralladura de un limón 
  • 1 medida del yogur de azúcar blanquilla
  • 1 medida del yogur de harina

Elaboración:

  1. Precalentamos el horno a 175°
  2. Preparamos un molde de 20 cm desmontable de silicona, en su defecto un molde normal desmontable le ponemos mantequilla en la base y alrededor.
  3. Ponemos todos los ingredientes en un robot de cocina y mezclamos bien.
  4. Introducimos la mezcla en el molde y horneamos unos 60 minutos.
  5. A los 35 minutos si veis que se dora un poco lo podéis tapar con papel de aluminio por encima.
  6. Haced  la prueba del palillo, si sale limpio ya está. 
  7. Dejáis enfriar en el mismo molde.
  8. Desmoldáis y ya lo tenéis listo.
  9. Lo decoráis con la mermelada que más os guste.
0 comentarios
23 likes
Anterior: QUICHE DE CALABACÍN Y QUESO DE CABRASiguiente: ALBÓNDIGAS DE RAPE ZAMBURIÑAS Y CARABINEROS CON CREMA DE MARISCO

Otras recetas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUBSCRIBETE AL BLOG

Soy MariaCosbel.

¡Bienvenidos a mi cocina! 
Amante de la gastronomía y especialmente de la repostería casera.

Me apasiona hornear!!! 
En este blog encontraréis recetas que he ido recopilando en más de 25 años de experiencia.

Saber más
RECETAS RECIENTES