SUFLÉ CASERO DE QUESO PECORINO

Hacer un suflé no es tarea fácil.  ¡No os asustéis! Porqué si tienes en consideración unos pasos importantes que te voy a explicar, seguro que conseguirás que te salgan fenomenal.

La “Patê à Bombe” es una elaboración base que se utiliza sobre todo a la hora de elaborar productos aireados, como puede ser un Mousse de Chocolate o en este caso un suflé.

En el suflé se tiene que tener en cuenta que una vez se hornea se tiene que consumir al momento. Eso no significa que no estén buenos al día siguiente, por supuesto que lo están. Tan sólo es que el aire  generado se pierde.

El buen resultado depende de infinidad de factores. La temperatura del horno, que estén muy fríos antes de hornearlos, que se incorpore mucho aire a la mezcla, batiendo bien las yemas y las claras a punto de nieve. Y muy importante que no se baje la mezcla a la hora de mezclarlo.

Es importante que te compres un termómetro de azúcar para poder hacer el almíbar, porqué si en el no podrás llegar a la temperatura adecuada. (Dicen que cocinando durante 10 minutos se consigue, pero la verdad es que no es exacto). Y no tiene que pasar de los 121° Si te pasas de grados queda demasiado espeso el almíbar y es imposible utilizarlo.

También del grosor del molde que los hornees pueden necesitar más o menos tiempo. Yo he utilizado unos aros altos de emplatar, y también he probado con unos moldes de cerámica para suflé, el resultado ha sido mejor en los aros porqué eran muy altos. Pero unos flameras de cerámica engrasadas, también te irán bien.

Mi consejo es que no los hornees todos de golpe, hasta hacer la prueba con un par de ellos. Así podrás ajustar los tiempos a tu horno.

Ingredientes:

  • Para la pasta bomba:
  • 6 yemas de huevo
  • 125 gr de azúcar
  • 35 gr de agua
  • Para el suflé:
  • 120 gr pasta bomba
  • 2 claras de huevo
  • 300  gr de leche entera
  • 30 gr de queso crema
  • 40 gr de queso pecorino rallado
  • 30 gr de harina de maíz
  • 1 cucharada de azúcar glass

Elaboración:

  1. Prepara unos aros de 6 centímetros y altos. Engrasa con mantequilla y forra con papel vegetal, que sobre salga del molde ( porque tiene que tener espacio para subir). Vuelve a engrasar. Coloca encima de una bandeja.
  2. Prepara la pasta bomba:
  3. Empieza a batir las yemas con el accesorio varillas para espumar. Pon el agua con el azúcar al fuego y haz un jarabe que llegue a los 116° o como máximo a los 120°.  Baja la intensidad de la máquina y añade el jarabe lentamente en hilo, sin que toque los varillas ni el lado de la batidora. Sube la intensidad y bate hasta que las paredes del vaso no estén calientes.
  4. Disuelve la harina de maíz en un poco de la leche. Pon el resto de la leche con la cucharada de azúcar a calentar. Añade la harina de maíz y remueve hasta espesar completamente. Fuera del fuego añade el queso rallado y remueve hasta que se integre. Incorpora el queso crema. Añade la pasta bomba con movimientos envolventes.
  5. Bate las claras a punto de nieve.
  6. Añade las claras montadas a la mezcla, con movimientos envolventes. Vigilando de no bajar la mezcla.
  7. Rellena las tres cuartas partes de los moldes.
  8. Enfría los suflé una hora en el congelador o 3 horas en la nevera. (Tienen que estar muy fríos antes de hornear)
  9. Precalienta el horno a 200° sin aire.
  10. Hornea durante 20 minutos.
  11. Cuando salgan del horno, espera unos segundos y quita el papel con cuidado y desmolda.
  12. Sirve con fruta fresca, un poco de miel y nueces.

 

0 comentarios
12 likes
Anterior: POLLO AGRIDULCE CON SALSA TERIYAKI Y PIÑASiguiente: TARTA SACHER

Otras recetas

Deja un comentario

SUBSCRIBETE AL BLOG

Soy MariaCosbel.

¡Bienvenidos a mi cocina! 
Amante de la gastronomía y especialmente de la repostería casera.

Me apasiona hornear!!! 
En este blog encontraréis recetas que he ido recopilando en más de 25 años de experiencia.

Saber más
RECETAS RECIENTES